ir a inicio

Fecha: 28/03/2011 fuente: ADIC
CARLOS ALÚTIZ ELEGIDO NUEVO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN ADIC
La nueva Junta Directiva está encabezada por Carlos Alútiz y forman parte de la misma los vocales Alberto Ochoa Sisniega; Alvaro Villegas Fuentes; Angel Lezcano Hazas; Bernardo Colsa Lloreda; Carlos Ruiz López; Carlos Sopeña Gordón; Inma Rodríguez Hinojal; José Manuel Pastrana Martínez; José Miguel Fernández Viñals; Juan Carlos Torre Fernández; Juan Manuel Patrón Ramos; Manuel Fernández González; Ramón Villegas López; y Ricardo Calderón Rivas.

 

  Carlos Alútiz ha sido elegido nuevo presidente de la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) tras la XXXV Asamblea celebrada este sábado en el Museo Marítimo del Cantábrico.
Una profunda vocación 'cantabrista' llevó al editor torrelaveguense y promotor de la Revista de Historia Los Cántabros, Carlos Alútiz, de 34 años de edad, a afiliarse en la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) hace poco más de cinco años.
Carlos Alútiz sustituye así a Bernardo Colsa, que ha estado al frente de la asociación cantabrista durante los últimos cuatro años, y encabeza una Junta Directiva renovada que apuesta por la "proyección social del cantabrismo, el establecimiento de unas políticas educativas con contenidos cántabros y el fomento de la identidad".

 

 

 

Carlos Alútiz, nuevo Presidente de ADIC

De hecho, ADIC ha reivindicado su protagonismo histórico y ha afirmado que "solo el cantabrismo es garantía de progreso".
Durante la Asamblea se debatieron sendas ponencias relativas al funcionamiento interno y la política educativa implantada por el Gobierno, que ADIC calificó como "muy negativa" en lo que a la enseñanza y divulgación de la cultura e historia de Cantabria se refiere.
Precisamente, éste será el eje sobre el que pivote la nueva Directiva que, como novedad, a partir de ahora tendrá un mandato bianual.
En el próximo ejercicio ADIC abundará en la denuncia del incumplimiento de la Ley de Educación para lo cual elaborará proyectos que "superen la lamentable situación de analfabetismo en la que se educa a nuestros jóvenes". De la misma forma, seguirá insistiendo en la "desafortunada deriva de desarraigo en la que está inmersa la Universidad de Cantabria".

La XXXV Asamblea ha coincidido con el trigésimo quinto aniversario de la publicación del "Manifiesto de los 100", documento que reclamaba una salida a la situación económica y social de Cantabria en 1976, desde el impulso a la conciencia de especificidad cántabra.
Por ello, la Asamblea ha aprobado una resolución de reconocimiento a las personas que suscribieron el histórico documento y ha subrayado la vigencia del mismo de forma permanente, a lo largo del tiempo. Según la resolución, "ADIC resuelve que, el reencuentro del cántabro consigo mismo y con su realidad, debe ser una constante para poder superar las dificultades y avanzar hacia el progreso. Sin identidad no somos nada".


 

    La Asamblea también ha reivindicado el protagonismo de la asociación en la historia moderna de Cantabria. "ADIC recogió la reivindicación autonomista del primer tercio de siglo XX y fue el colectivo cívico que, sin duda, marcó el devenir de la transición política. Sin ADIC sería imposible entender la Cantabria actual y gracias a lo que ADIC planteó en su momento hemos alcanzado las mayores cotas de bienestar que jamás hubiera logrado Cantabria", ha defendido. La asociación asegura que sólo ellos "hablaron claro sobre lo que necesitaba Cantabria, apostaron por la descentralización y el tiempo les dio la razón".
La asociación también recuerda que únicamente "fue el cantabrismo el que impulsó las reivindicaciones históricas mientras los partidos estatales se limitaron a ir a remolque, acobardados, remisos, ambiguos, incapaces de asimilar la conciencia de especificidad cántabra y totalmente obtusos a la hora de asimilar la realidad social de un pueblo absolutamente identificado con su identidad y necesitado de referentes. El cantabrismo aportó todo lo que necesitaba Cantabria".
Ese escenario "se vuelve a repetir treinta y cinco años después", por lo que ADIC, desde su "responsabilidad histórica", reafirma el espíritu encarnado en el Manifiesto de los Cien.

 

 

   Tomás Macho, presentó una ponencia sobre la Ley de Educación para Cantabria.

 

   Previamente a la Asamblea se celebró una comida para los socios y simpatizantes de ADIC, en el restaurante del Museo Marítimo del Cantábrico.

 

  Más de cincuenta personas asistieron a la comida de la Asociación ADIC.


Volver a Principal

+ Noticias